El campeón fue Mar del Plata
15 mayo, 2016
1933 – Mayo – 2016. ABO, una usina de actividad
17 mayo, 2016

Opinión. HAY MATERIA PRIMA Y UN GRAN FUTURO

 

13226980_1008555089181694_7503073466137410059_nOLAV

Soy un convencido que las derrotas enseñan.

Dejan el dolor de no haber podido evitarlas, pero la tranquilidad de haber dejado todo en pos de alcanzar la meta, el objetivo que se buscaba.

En un sincero análisis de los tres partidos del Zonal disputado por el selectivo de nuestra ciudad, hay que destacar la promoción de juveniles, la ratificación, de hoy por hoy,  del mejor jugador de Olavarría, Nicolás Lorenzo, el trabajo del Cuerpo Técnico, que supo amalgamar experiencia y juventud y luchó contra el escaso tiempo del que dispuso el plantel completo y la concurrencia de espectadores para ver a jugadores de nuestro medio.

En los dos primeros juegos el epicentro del repunte olavarriense llegó en el tercer cuarto y en ambos partidos revirtió una derrota parcial, en un triunfo.

Desplegando los mejores pasajes  basquetbolísticos del certamen, con un buen trabajo de los pibes y el apuntalamiento de los jugadores experimentados.

Contra Mar del Plata, el tercer segmento también tuvo como foco la reacción de levantar la desventaja.

Pero no resultó.

Achicó a cinco unidades la desventaja de catorce y fue lo más cerca que estuvo.

Las reiteradas violaciones a las Reglas de Juego, las pérdidas de balones y el aro cerrado fueron los ítems que le postergaron la escalada en el tanteador.

En ese lapso del tercer segmento, nuestra Selección le desnudo falencias defensivas, con un Merchant (15) protagonista en la zona pintada marplatense y Lorenzo (24), perforando con triples la contención de los visitantes y defendiendo al límite “seco” al selectivo marplatense.

Las dos grandes  figuras y artífices del triunfo que le significó el título de campeón a Mar del Plata, fueron los dos bases de Quilmes, que comparten la posición de bases en el plantel de Liga Nacional, Luca Vildoza (21 puntos) y el olavarriense  Bruno Sansimoni( 26).

La defensa volvió a funcionar y aparecieron las vías de gol repartidas, con Mateo, Barcelonna y Mariani. Y los pibes volvieron a mostrar lo suyo liderados por Nicolás Lorenzo, el  jugador más valioso del equipo de Marcelo Macías.

La falencia más notoria a lo largo del certamen fueron los errores defensivos, los bajos porcentajes y pérdidas de balón, malos pases y ofensivas desperdiciadas, impropias en éstos jugadores, y que aparecieron en los tres partidos que disputó.

Persuadido que las derrotas dejan aprendizajes, más allá del desconsuelo y de la aflicción que generan.

La entrega permanente de los olavarrienses, en cada uno de los partidos disputados, dejan abierto el crédito a esta nueva camada de jugadores, que apuntalados por experimentados basquetbolistas y avalados por el Cuerpo Técnico, demostraron a propios y ajenos, que hay materia prima y un gran futuro.

 

 

 

 

 

 

Juan Carlos Francomano
Juan Carlos Francomano
Cronista especializado en básquetbol con más de cuarenta años trabajando en distintos medios de Olavarría, LU 32, Diarios Tribuna y El Popular, Canal 5, FM 107.1 y 102.7, revista Sólo Básquet y Encestando, entre otros. desde hace dieciocho meses me desempeño como Community Manager de la Asociación de Básquetbol de Olavarría, teniendo a mi cargo la página Web y el Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *